fbpx Cardiología integrativa por Dr. Sergio Mejía

Cardiología integrativa por Dr. Sergio Mejía

Excelente ponencia Del Dr: Sergio Mejía, cardiólogo y Vice Presidente de SESMI (Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa) en el encuentro celebrado en Madrid el pasado mes de octubre de 2017.

*** ATENCIÓN Transcripción semiautomática, disculpen cualquier error. Asimismo, cualquier opinión vertida es propia del ponente, no de esta web. ***

“Gracias a vosotros, gracias a la directiva de SESMI por haber contado conmigo y por darme la suerte y el honor de mostraros cómo el cargo de la medicina integrativa está llegando también a la cardiología. No podía ser de ninguna otra manera, he puesto la rueda de la medicina integrativa ahí donde no se le hace ascos a nada, absolutamente nada. Todos estamos incluidos, no es casualidad y todos estamos avanzando al ritmo que debemos avanzar. La sociedad está como está y nosotros tenemos que estar al servicio de la sociedad y al servicio de los enfermos. No debemos criticar a colegas ni a enfermos, sino criticar corrientes que están mal hechas para poder mejorar la cardiología. En su origen, la cardiología era una subespecialidad de la medicina interna. Luego, la cardiología ha ido generando ramas y yo he puesto la mía como cardiología estructural. El cardiólogo normalmente se dedica a la cardiología clínica, pero luego hay intervencionistas que se dedican a hacer cateterismo y a poner stents para arreglar la estructura de las válvulas. También hay electrofisiólogos que se dedican a las arritmias y especialistas en imagen que utilizan la ecocardiografía, la tomografía y la resonancia magnética cardíaca. No hay quien se quede atrás.”

“Lo sé todo y el cardiólogo preventivista, con todo mi respeto, está un poco despistado hoy en día. Podemos hablar también de cardiología molecular, cardiología alternativa y, dentro de nuestra especialidad, debemos volver a nuestras raíces y entender la fisiología y la enfermedad. Se están creando grupos multidisciplinarios y nos encontramos con el problema de la inflamación en el corazón. Físicamente hablando, en el embrión, el corazón se forma antes que el cerebro, al lado de la placa neural. No olvidemos que nuestro cuerpo es un óvulo fecundado de nuestra madre y que todas las funciones enzimáticas están conectadas constantemente. No nos debe sorprender que el corazón tenga neuronas y participe de manera importante en el sistema nervioso. De ahí ha surgido el concepto de coherencia cardiaca, que es una manera simple de controlar el estrés junto con otras técnicas como yoga, mindfulness y meditación. La coherencia cardiaca intenta recomponer un estado incoherente del funcionamiento cardiovascular y neurológico que puede llevar a un ataque de estrés o paranoia.”

Lo que sea, yo digo un poco en broma que una persona estresada es alguien que tiene una arritmia cerebral, se le ha ido de las manos algo y no controla su pensamiento para enfrentar la crisis que tiene enfrente. Los del Heart Institute nos han enseñado que con una estrategia casi tan simple como respirar de manera constante y lenta en un entorno apartado (ya sea en la oficina o en el baño con la luz apagada y la mano en el pecho), se puede utilizar la estrategia del “freeze frame”. Esta técnica consiste en traer una imagen positiva a tu mente y empezar a respirar de manera coordinada y lenta. En la parte de arriba, se puede ver cómo es la variabilidad cardiaca cuando estás en un estado de frustración o estrés. La variabilidad cardíaca no es la frecuencia cardíaca, sino el intervalo RR que en una persona sana tiene que variar, y eso es un signo de salud del sistema nervioso autónomo parasimpático. Cuando hay poca variabilidad cardíaca, eso quiere decir que el parasimpático no está funcionando bien, y hay estudios que demuestran que eso está relacionado con un peor pronóstico, tengas la enfermedad que tengas. La variabilidad caótica, la variabilidad incoherente que se deriva de los estados de estrés, pánico o ansiedad, se puede cambiar cuando tienes estados de apreciación, gratitud, amor o compasión, o con la técnica tan simple de la respiración. Cuando respiras, el corazón sigue y recupera su coherencia, y al corazón le sigue el cerebro, y te relajas. Es una técnica de estrés. Esta semana, a petición de mi tocayo Sergio, habana desapareció. Estoy solo y tengo que contar el sábado.

La American Heart Association, que recomienda las estatinas, ha publicado que la meditación es una estrategia para reducir el riesgo cardiovascular. Démosle un aplauso, para no perder el tiempo, pero se lo merece. El mundo está cambiando, y lo ha sido durante un par de años o tres en el Congreso Europeo de la Sociedad Europea de Cardiología. El director del grupo de trabajo de prevención se sorprendió y dijo, con un poco de sarcasmo, que el artículo del European Heart Journal que tuvo más impacto social en su historia fue el que salió en 2014, diciendo que el yoga era un problema cardiovascular. estrategia de prevención. Así lo demostró un metaanálisis de 36 estudios con un p-valor feroz porque es una estrategia de prevención antes de entrar en arterioesclerosis. Sabemos que hay una enfermedad del miocardio que va en aumento, que se llama takotsubo, porque el corazón adopta una forma de trampa de pulpo, que en japonés se llama takotsubo, y es un infarto neurogénico. Estos pacientes se comportan como un infarto, el electrocardiograma muestra un infarto y el ecocardiograma muestra un infarto. Si sus arterias coronarias están limpias, los más románticos lo llaman síndrome del corazón roto. Mujeres que pierden a un hijo en un accidente, empresarios que son despedidos de sus empresas, etc., llegan a urgencias con un pseudoinfarto, pero lo que realmente tienen es una miocardiopatía de takotsubo. En otras palabras, el estrés puede matarte físicamente. El próximo capítulo es la cardiología metabólica, y su gran impulsor en EE.UU. es el Dr. Steven Sinatra. Recomiendo su libro, que lleva el mismo nombre, Cardiología Metabólica. Habla de los cuatro fantásticos: magnesio, etc.

La coenzima Q es rugosa y la L-carnitina, y el magnesio está presente en todas las reacciones enzimáticas de formación de ATP. Sabemos que el corazón tiene un músculo que no para nunca y que consume ATP 24 horas al día, 7 días a la semana. Cualquier alteración, a favor o en contra de la producción de ATP, va a afectar la función cardíaca. El magnesio es el primero de los cuatro fantásticos y la L-carnitina mueve ácidos grasos hacia la mitocondria. Sabemos que el corazón se alimenta básicamente de grasa. La coenzima Q10 es un agente que tiene características de vitamina, es antioxidante y participa en la formación de ATP, fundamentalmente. La ribosa es un azúcar, un monosacárido capaz de reciclar el ATP en condiciones de hipoxia y de estrés miocárdico. A día de hoy, tendríamos que estar usando esto en los servicios de urgencias en aquellos pacientes a los que se les va a revascularizar, se abre la arteria y se piensa que solamente con el oxígeno ya está, pero no se tienen en cuenta estos cuatro factores que mejorarían muchísimo la recuperación del corazón después de un evento coronario agudo. En cardiología ortomolecular, primero seguimos en su gran mayoría nuestros colegas aceptando que son los lípidos los que forman placas de ateroma. Esto es una teoría. El colesterol no tapa las arterias. El colesterol es una familia de sustancias que no es hidrosoluble, por lo cual no puede viajar libremente por la sangre. Entonces, esa imagen del yogur que baja el colesterol de moléculas de colesterol tapando las arterias es rotundamente falso. No es lo mismo una molécula de colesterol que una lipoproteína. La lipoproteína de baja densidad (LDL) tiene una función determinada en el organismo. No sé por qué se le llama colesterol malo y encima se calcula con una fórmula.

Las LDL no se calculan directamente, ya que pueden transportar tanto colesterol como triglicéridos. Se calculan mediante una fórmula. El problema real radica en las LDL oxidadas, que son consecuencia de un evento inflamatorio en el cuerpo. El colesterol tiene funciones antiinflamatorias e inflamatorias. Esta teoría de la inflamación es mucho más cercana a la verdad, pero no se entra en detalles para evitar perder el tiempo. Las arterias se inflaman y esto coincide con todas las enfermedades de las que hemos estado hablando durante la jornada. Esta teoría se llama “el holocausto”. Afortunadamente, las estatinas reducen el riesgo cardiovascular de forma segura. Sin embargo, esta teoría está entrando en controversia y ya no es aceptada. Yo estuve en Chicago cuando se lanzó la rosuvastatina, que parecía ser la solución perfecta para salvar a la humanidad. Resulta que no es así. Hay otro mito por ahí que ya no se acepta.

Se ha hablado también antes de las grasas saturadas como perjudiciales para la salud. Sin embargo, no es real y hay que matizar cuáles son las grasas saturadas perjudiciales y cuáles no lo son, como el aceite de coco o el aceite de oliva, ya que ayudan a bajar el colesterol, el cual es una sustancia que necesitamos casi como el oxígeno. El colesterol está presente en el cerebro y es fundamental como neuromodulador muy importante. Además, es el precursor de la vitamina D y es esencial para el metabolismo del calcio. Todos sabemos la cantidad de funciones que tiene la vitamina D en el organismo. Una teoría que podríamos lanzar es que, a veces, el colesterol sube intentando subir la vitamina D, de igual manera que la TSH sube cuando la hormona tiroidea está baja. El colesterol también es precursor de hormonas sexuales, del cortisol, de la aldosterona y de las sales biliares. ¿Por qué le llamamos malo? Porque es el enemigo público número 1, un poco por ignorancia. Yo sigo mucho a los escandinavos (perdón por la diapositiva) y les hago foto para que luego leáis este artículo. Ya en el 2004, un diario de salud pública escandinavo dijo: “Oiga, tenemos problemas éticos. Si implantamos las estrategias de prevención que nos están diciendo que hagamos, estudiaron a 62 mil noruegos adultos de entre 20 y 80 años y si tienes más de 140 de sistólica, si tienes un colesterol de más de 5 en sus unidades, concluyeron que el 76% de la población tiene un perfil de alto riesgo cardiovascular”. Dijeron: “Señores, esto no es normal porque esto lo que va a hacer es tener un efecto sobre los sistemas de salud pública”.

Lo que está pasando es que estamos creando sistemas insostenibles. Es decir, hemos creado un montón de enfermos que tienen que estar tomando aspirina, antihipertensivos y estatinas, acudiendo cada seis meses por su receta. Vemos un sistema completamente saturado. Esto fue escrito en el 2004 como una señal de alarma. Este artículo también viene de Japón, de la doctora Tina Japón y Escandinavia en las universidades. Ojo, el conocimiento ha sido secuestrado por los promotores. Gracias a vosotros, gracias a la directiva de 6000 por haber contado conmigo y tener la suerte y el honor de mostraros cómo el cargo de la medicina integrativa está llegando también a la cardiología. No podía ser de ninguna otra manera. He puesto la rueda de la medicina integrativa ahí donde no se le hace ascos a nada, absolutamente nada. Todos estamos incluidos. No es casualidad y todos estamos avanzando al ritmo que debemos avanzar. La sociedad está como está, ahí tenemos que estar nosotros al servicio de la sociedad, al servicio de los enfermos. No criticar colegas ni enfermos, criticar corrientes que están mal hechas para poder mejorar la cardiología. En su origen, la cardiología era una subespecialidad de la medicina interna. Luego, la cardiología ha ido generando ramas y yo he puesto la cardiología estructural porque el cardiólogo normal lo que hace es cardiología clínica. El que luego se dedica a hacer cateterismos y poner excelencia arreglar la estructura de las válvulas es el intervencionista. El que va por el tema de las arritmias es electrofisiólogo. El cardiólogo especialista en imagen porque ahora mismo hay ecocardiografía, TAC y resonancia magnética cardíaca y no hay quien se quede atrás.

“Lo sé todo y el cardiólogo preventivista, con todo mi respeto, está un poco despistado hoy en día. Podemos hablar también de cardiología molecular, cardiología alternativa y cómo, dentro de nuestra especialidad, debemos volver a nuestras raíces, a entender la fisiología y la enfermedad. Se están creando grupos multidisciplinarios y nos encontramos de nuevo con el problema de la inflamación en el corazón. Físicamente hablando, en el embrión, el corazón y el sistema nervioso se forman muy cerca el uno del otro. No olvidemos que nuestro cuerpo es un todo conectado, y todas las funciones enzimáticas están ocurriendo simultáneamente. No debe sorprendernos que el corazón tenga neuronas y participe de manera importante en el sistema nervioso. De ahí surge el concepto de coherencia cardiaca, que es una manera simple de controlar el estrés junto con otras técnicas como el yoga, la meditación y el mindfulness. La coherencia cardiaca intenta recomponer un estado incoherente de funcionamiento cardiovascular y neurológico que puede llevar a un ataque de estrés o paranoia.”

Lo que sea, yo digo un poco en broma que una persona estresada es alguien que tiene una arritmia cerebral, se le ha ido de las manos algo y no controla su pensamiento para enfrentar la crisis que tiene enfrente y los del Hardware Institute nos han enseñado que con una estrategia casi tan simple como respirar de manera constante y lenta en un entorno apartado de la oficina, estás en la oficina. Si te ha ido la perola y estás súper estresado, métete al baño, apaga la luz, pon la mano en el pecho. Ellos indican que la estrategia del freeze frame es como esto para la dinámica en la que estás. Trae una imagen positiva a tu mente y empieza a respirar de manera coordinada y lenta. En rojo, en la parte de arriba, vemos cómo es la variabilidad cardiaca cuando estás en un estado de frustración o estrés. La variabilidad cardíaca no es la frecuencia cardíaca, es diferente. Es el intervalo RR que, en una persona sana, tiene que variar y eso es un signo de salud del sistema nervioso autónomo parasimpático. Cuando hay poca variabilidad cardíaca, eso quiere decir que el parasimpático no está funcionando bien y hay estudios que demuestran que eso está relacionado con un peor pronóstico, tengas la enfermedad que tengas. La variabilidad caótica, la variabilidad incoherente que se deriva de los estados de estrés, de pánico, de ansiedad, se consigue cambiar cuando tienes estados de apreciación, de gratitud, de amor, de compasión, o con la técnica tan simple de la respiración. Cuando respiras, el corazón sigue y recupera su coherencia y al corazón le sigue el cerebro y te relajas. Es una técnica de estrés. Esta semana, a petición de mi tocayo Sergio, hablaremos de esto.

Tengo que decirle a la Asociación Americana del Corazón el sábado que aquellos que siguen recomendando las estatinas, la Asociación Americana del Corazón ha publicado que la meditación es una estrategia de reducción del riesgo cardiovascular. No perdamos el tiempo dando aplausos, pero se lo merece. El mundo está cambiando, especialmente en un par de años. En el Congreso Europeo de la Sociedad Europea de Cardiología, el director del grupo de trabajo de prevención se sorprendió y dijo con un poco de sarcasmo que el artículo del European Heart Journal que tuvo más impacto social en su historia fue el que salió. en 2014, afirmando que el yoga era una estrategia de prevención cardiovascular demostrada por un metanálisis de 36 estudios con un valor de p feroz. Esta es una estrategia de prevención antes de entrar en la arteriosclerosis porque sabemos que hay una enfermedad del miocardio que va en aumento, que se llama takotsubo, porque el corazón adopta una forma de trampa de pulpo, que en japonés se llama takotsubo, y es un infarto neurogénico. Estos pacientes se comportan como un infarto, el electrocardiograma es de infarto, el ecocardiograma es de infarto. Los lleva a la sala de cateterismo si sus arterias coronarias están limpias. Los más románticos lo llaman síndrome del corazón roto, una mujer que pierde un hijo en un accidente, un empresario al que despiden de su empresa, etc. Llegan de urgencias con un pseudoinfarto, y lo que realmente tienen es una miocardiopatía de takotsubo. , lo que significa que el estrés puede matarte físicamente. El próximo capítulo es la cardiología metabólica, y su gran impulsor en EE.UU. es el Dr. Steven Sinatra. Recomiendo su libro, que lleva el mismo nombre, Cardiología Metabólica. Habla de los cuatro fantásticos: el magnesio.

La coenzima Q10, la ribosa y la L-carnitina son importantes porque el magnesio está presente en todas las reacciones enzimáticas de formación de ATP. Sabemos que el corazón tiene un músculo que no para nunca y que consume ATP las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Cualquier alteración, ya sea a favor o en contra de la producción de ATP, afectará la función cardíaca. El magnesio es el primero de los cuatro fantásticos. En segundo lugar, la L-carnitina mueve ácidos grasos hacia la mitocondria y sabemos que el corazón se alimenta básicamente de grasa. La coenzima Q10 es un agente que tiene características de vitamina, es antioxidante y participa en la formación de ATP, lo que es fundamental. La ribosa es un azúcar, un monosacárido capaz de reciclar el ATP en condiciones de hipoxia y estrés miocárdico. A día de hoy, deberíamos estar utilizando esto en los servicios de urgencias en aquellos pacientes a los que se les va a revascularizar o se les abre la arteria. Se piensa que solamente con el oxígeno ya es suficiente, pero no se tienen en cuenta estos cuatro factores que mejorarían muchísimo la recuperación del corazón después de un evento coronario agudo. En cardiología ortomolecular, primero seguimos en su gran mayoría a nuestros colegas aceptando que son los lípidos los que forman placas de ateroma. Esto es una teoría de que el colesterol tapa las arterias. El colesterol es una familia de sustancias que no es hidrosoluble, por lo cual no puede viajar libremente por la sangre. Entonces, esa imagen del yogur que baja el colesterol de moléculas de colesterol tapando las arterias es rotundamente falso. No es lo mismo una molécula de colesterol que una lipoproteína. La lipoproteína de baja densidad (LDL) tiene una función determinada en el organismo. No sé por qué se le llama colesterol malo y encima se calcula con una fórmula.

No se calculan directamente las LDL. Pueden transportar colesterol pero también transportan triglicéridos. Se calculan con una fórmula. El problema real está en las LDL oxidadas, que son consecuencia de un evento inflamatorio en el cuerpo. El colesterol tiene funciones inflamatorias y antiinflamatorias. Esta teoría de la inflamación es mucho más cercana a la verdad. No entraré en detalles porque se nos irá la tarde. Las arterias se inflaman y aquí coincidimos en todas las enfermedades de las que hemos estado hablando durante la jornada. Es una inflamación arterial. Esta teoría la llamo “el holocausto”. Las estatinas reducen el riesgo cardiovascular de forma segura. Afortunadamente, empieza a estar entrando en controversia y ya no lo aceptamos. Yo estuve en Chicago cuando se lanzó la rosuvastatina y parecía el cielo en la tierra. Hemos conseguido salvar a la humanidad y resulta que no es así. Otro mito que hay por ahí es que las grasas saturadas son perjudiciales para la salud. Tampoco es real. Hay que matizar cuáles son las grasas saturadas perjudiciales y cuáles no. El aceite de coco y el aceite de oliva, por ejemplo, no son perjudiciales porque estamos bajando el colesterol. Si es una sustancia que necesitamos casi como el oxígeno. El colesterol está presente en el cerebro y es fundamental. Es un neuromodulador muy importante. Ahí solo pone precursor de la vitamina D, como esencial para el metabolismo del calcio, pero todos sabemos la cantidad de funciones que tiene la vitamina D en el organismo.

La teoría que podríamos proponer es que, a veces, cuando aumenta nuestro colesterol, tratamos de aumentar nuestra ingesta de vitaminas al igual que aumentan los niveles de SH cuando la hormona tiroidea es baja. Si el colesterol también es un precursor de hormonas como el cortisol, la aldosterona y las sales biliares, ¿por qué lo llamamos “malo” y lo convertimos en el enemigo público número uno? Quizás se deba a la ignorancia, como he notado entre los escandinavos (perdón por la digresión). En 2004, una revista de salud pública escandinava planteó preocupaciones éticas sobre la implementación de estrategias de prevención. Estudiaron a 62.000 adultos noruegos de 20 a 80 años y encontraron que si la presión arterial sistólica estaba por encima de 140, el colesterol estaba por encima de 5 unidades, o ambos, el 76% de la población tenía un perfil de riesgo cardiovascular alto. Llegaron a la conclusión de que esto no era normal y tendría un impacto en los sistemas de salud pública, haciéndolos insostenibles. Hemos creado muchos pacientes que necesitan tomar aspirina, antihipertensivos y estatinas y visitar al médico cada seis meses para obtener una receta, lo que lleva a un sistema completamente abrumado. Este artículo, que proviene de Japón y Escandinavia, es una llamada de atención. El conocimiento ha sido secuestrado por la industria farmacéutica, pero debe devolverse a las universidades para que esté verdaderamente libre de conflictos. Este artículo me impactó, Chayo, cuando lo leí hace cuatro o cinco años, pero desde entonces las cosas han cambiado.

“Tuve que empezar a estudiar porque mis pacientes me obligan a hacerlo. Este artículo describe cómo las estatinas no solo no previenen la aterosclerosis, sino que en realidad pueden promoverla al bloquear la vitamina K2, la coenzima Q10 y el selenio. Cuando salgas de el armario, tus artículos están escritos por un solo autor. No somos un grupo porque al final te sientes incómodo. Aquí, tenemos que hablar sobre los metales pesados presentes en la sala. Está presente un experto en relación con los metales pesados. “Estos juegan un papel importante. Si no es el colesterol, ¿cuáles son los factores de riesgo? La diabetes es ciertamente uno, al igual que la hipertensión debido al estrés que ejerce sobre las arterias. Sin embargo, hay un factor del que todavía no se habla”. suficiente: los metales pesados y su papel en la aterosclerosis El año pasado, en el IAC, que es una de nuestras biblias, el Journal of the American College of Cardiology, Gervasio La Mas de Florida publicó un estudio sobre TAG, que demostraba que la acción de los metales pesados, específicamente el plomo y el cadmio, como se comenta en la figura central, produjeron una mejora de hasta un 41 % en los criterios de valoración primarios en pacientes diabéticos. Esto no ha sido demostrado por nadie con estatinas, bloqueadores beta o aspirina. Demostrar una reducción del 41% de la mortalidad en prevención secundaria en pacientes diabéticos es un resultado positivo e increíble. El uso de metales pesados hasta ahora se ha considerado una terapia alternativa, pero se utiliza en la medicina ortomolecular antienvejecimiento. No está dentro del campo de la cardiología, pero si miras a la derecha de la diapositiva, verás que los efectos de los metales pesados ya se publicaban en 1969″.

Con la DT el problema es que entró en competencia directa con la cirugía de bypass, y otras le han tomado un poco la delantera, pero ya hay mucha evidencia publicada de que la acción de los metales pesados para nosotros los cardiólogos tendría que ser una terapia cada día para nuestros pacientes. Otros factores de riesgo atípicos incluyen una deficiencia de vitamina K2, que es esencial para el metabolismo del calcio. Usted sabe que el puntaje de calcio medido por TAG es un factor de riesgo para la enfermedad de las arterias coronarias cuando las arterias están calcificadas, y ese calcio va allí porque una de las cosas que hace que el calcio no vaya a los huesos sino a los tejidos blandos es una deficiencia de vitamina K2. Una deficiencia de vitamina C, ácido ascórbico, tiene dos papeles fundamentales en nuestra patología coronaria. Primero, sabes que el colágeno proviene de la vitamina C. Si no hay suficiente colágeno, la teoría de Lines Polling es que las arterias se vuelven permeables. Sin suficiente colágeno, el escorbuto es la muerte sangrante del marinero. La arteria genera una respuesta inflamatoria protectora para que no haya sangrados, y que mantenida en el tiempo puede generar lo que conocemos como arterioesclerosis. Cuando se trata de placa vulnerable, se sabe que la placa que se rompe y genera el infarto carece de colágeno, y por eso se rompe, liberando finalmente el núcleo en contacto con la sangre.

La trombosis aguda que conduce a un infarto está provocada por el colágeno por un lado y porque, a nivel de la célula endotelial, el ácido ascórbico participa en cinco puntos diferentes. ¿Sabías que la célula endotelial necesita óxido nítrico? El ácido ascórbico previene la oxidación del óxido nítrico, entre otras cosas. Hay cinco puntos en los que el ácido ascórbico interviene en el funcionamiento normal de la célula endotelial. Cuando damos suplementos de calcio, que es muy común, no controlamos si hay suficiente vitamina K2, magnesio y vitamina D, que son necesarios para que el calcio vaya a donde tiene que ir y no cause problemas.

“No en las pastillas, porque la enfermedad sigue en aumento. Estamos usando una prevención equivocada por la vía. Pero cuando hay que usar fármacos, cuando hay que usar hierbas, cuando hay que ir a la nutrición, yo creo que vamos por buen camino. Muchísimas gracias. [Aplausos] [Música]”

¿Dónde comprar los productos de Naturtree al mejor precio? En particular, recomendamos NT-CARDIOX:

ecovitae-logo-1435179252

Deja una Respuesta