Los ácidos grasos Omega-3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados que el organismo humano no puede fabricar a partir de otras sustancias y, por tanto, tiene que aportarlas a través de la alimentación. Diversos estudios evidencian que los ácidos grasos